Ser uno mismo

Leónidas¿Te gustaría seguir siendo quien eres o desearías cambiarte por alguien? A simple vista parece una pregunta de fácil respuesta. Doy por seguro que las personas a las que le vayan bien las cosas se apuntarán a seguir siendo quienes son, ¿Pero qué ocurre con aquellas otras a las que la vida no les va como a ellos les gustaría, qué responderán? Me inclino a pensar que mayoritariamente la respuesta será que les gustaría ser otras personas o cambiar su vida por la de otros.

En el cine hay suficiente filmografía al respecto, sin embargo he observado que en algunos casos de personajes con una vida compleja y atormentada, algún espectador es capaz de ver un ejemplo de modelo a seguir, donde otros ven justo lo contrario.

Cuando la vida nos presenta situaciones duras y extremas, muchas personas son capaces de enfrentarlas con verdadero estoicismo, al más fiel estilo del rey de Esparta, Leónidas. Sin embargo, es sorprendente como a menudo esa muestra grandiosa de valor sólo es reconocida por un tercero pero no por el verdadero artífice de la misma. Quizás porque estas personas no disponen de un momento de respiro para reflexionar sobre su esfuerzo, o porque, ante tanta desgracia, simplemente sólo conciben desear un destino diferente. Pero también ocurre que en esos mismos casos, otras personas no son capaces de hacer algo y se quedan bloqueadas, o por miedo o por la gran decepción.

Si acaso tú estuvieras pasando por una situación difícil en tu vida, no arrojes la toalla, ¡inténtalo, confía en ti! seguro lograrás salir para delante. No te imaginas la gran capacidad del ser humano cuando se propone algo. Realmente no hace falta que seas otro, sé tu mismo, porque dentro de ti hay un poder inimaginable. Y no sólo es ese poder, sino tu forma peculiar de hacer las cosas, distinta por completo a otros. Cada persona encuentra un nuevo camino para llegar a donde se propone.

He intentado buscar un ejemplo de un caso real que sirva de referencia de lo que digo, los hay muchos, pero finalmente he elegido uno basado en la relación especial de un padre y su hijo. Una historia real que data desde el nacimiento de ese niño en 1962. No quiero desvelarte ningún dato más. Te invito a que conozcas la historia de Dick y Rick Hoyt (más conocido como Team Hoyt), sin no la conocías antes te sorprenderás de lo que somos capaces de hacer los seres humanos ante determinadas situaciones. Si a ti te va bien en la vida, te gustará conocer esta historia, y si estás pasando por un mal momento estoy seguro de que conocerla te animará a utilizar tu gran fortaleza.

Gracias.
José Ramón García

Acerca de José Ramón García

A lo largo de la vida vamos acumulando experiencias, unas veces agradables y otras no tanto, que van marcando y desarrollando nuestra personalidad. Además, con la perspectiva de los años encontramos el sentido a muchas de las cosas que han ocurrido en nuestra vida, y que en aquel momento no comprendíamos. Quizás ha llegado el momento de que utilicemos esta nueva aptitud para beneficio de otros que andan perdidos en los aconteceres que un día nos afectaron también a nosotros. Soy Coach Personal. José Ramón García.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s