Cómo avanzar si no encuentras por dónde

El mapa no es el territorioNo sé si a ti te ha ocurrido que estás resolviendo una tarea, algo que te preocupa, o incluso puede ser algún punto pendiente en tu relación, y resulta que por más que insistes no hallas la manera de encontrar la solución y te bloqueas. A mí, muchas veces, pero últimamente recurro sobre todo a dos planteamientos que me ayudan bastante:

• El primero tiene que ver con tener la certeza, en base a experiencias pasadas, de que finalmente daré con la solución, aunque me lleve algún tiempo. Este punto es clave para tu autoestima, pues te descargas de mucha de la ansiedad que pudieras estar soportando. Además, también te ayuda a considerar que tú puedes, y por lo tanto, a los demás puedes recurrir pero no para que hagan el trabajo que te toca a ti, sino para aprender de ellos alguna técnica o punto de vista que te pueda aportar luz.

• El segundo tiene que ver con la creencia equivocada de que las cosas son como yo creo que son. Pero no es así y ya tengo asumido que quizás en un momento dado esté bloqueado porque esté basándome en el modelo que existe en mi mente y que puede ser erróneo, así que quizás en ese instante lo más apropiado fuera hacer “taza vacía” y comenzar nuevamente desde otro punto de vista.

Al hilo de este segundo punto, me gustaría decirte que en los textos del Chhandogyopanishad se dice:

“El hombre es la creación del pensamiento; lo que piensa en su vida, en eso mismo se convertirá en lo sucesivo”.

El psicólogo Polaco Korzybsky dijo también en este mismo sentido:

“El mapa no es el territorio”

Tanto la primera frase sacada de las tradiciones orientales, como la segunda, muy empleada en PNL (Programación Neurolingüística) y que es base para la inteligencia emocional, dan a entender que en cierto modo estamos dirigidos por nuestros pensamientos, pero esos pensamientos no tienen que coincidir exactamente con la realidad. Te pongo un ejemplo, imagina que estamos frente al espejo y te pido que me digas que ves, me dirás “a nosotros”, pero realmente lo que ves no es a nosotros sino una imagen nuestra reflejada en el espejo. Incluso si entráramos en detalles, tu visión de cada uno de nosotros sería diferente a la que pudiera tener yo. Esto se debe a que cada uno tiene su propio modelo o mapa mental en el que se basa para la percepción del mundo o para tomar sus decisiones.

Aunque es cierto que algunas personas pueden compartir parte del mismo modelo, lo normal es que cada una tenga el suyo, que ha ido construyendo principalmente a través de su propio lenguaje. Además cada persona dispone de una serie de filtros relacionados con su cultura, sus creencias, su educación, el entorno, el país, la lengua, su nivel social, etc., que producen un modelo o mapa muy específico y peronal.

«Los discípulos estaban enzarzados en una discusión sobre la sentencia de Lao Tse:
Los que saben no hablan; Los que hablan no saben.
Cuando el Maestro entró donde aquellos estaban, le preguntaron cuál era el significado exacto de aquellas palabras. El Maestro les dijo: ¿Quién de vosotros conoce la fragancia de la rosa? Todos la conocían. Entonces les dijo: Expresadlo con palabras. Y todos guardaron silencio.»

Así que cuando dices “Esto es así” o “Esto es lo que pasó” o “No hay solución”… simplemente estás basándote en tu mapa mental, en tu modelo, pero ten en cuenta que la realidad puede ser otra, por esa razón es importante que tengas siempre la mente abierta y no creas que estás en posesión de la verdad. De esa manera las posibilidades de comprender a los demás e incluso de que encuentres la puerta de salida se multiplican asombrosamente.

Nuestra rutina diaria a veces se asemeja a la que tendría el pirata que trata de encontrar el tesoro con su mapa. ¿Qué ocurre si el mapa está mal o le falta un trozo? Pues que evidentemente el pirata no encontrará su tesoro. Pues bien, cuando afrontamos una situación de bloqueo o límite puede que lo que ocurra es que nuestro modelo o el mapa en que nos basamos no esté correcto o esté incompleto, y con que abramos ligeramente nuestra mente a otras posibilidades seguramente percibiremos nuevas vías de evolución y experimentación. No digas “Yo nunca…” di “Y por qué no…”

Gracias.
José Ramón García

Acerca de José Ramón García

A lo largo de la vida vamos acumulando experiencias, unas veces agradables y otras no tanto, que van marcando y desarrollando nuestra personalidad. Además, con la perspectiva de los años encontramos el sentido a muchas de las cosas que han ocurrido en nuestra vida, y que en aquel momento no comprendíamos. Quizás ha llegado el momento de que utilicemos esta nueva aptitud para beneficio de otros que andan perdidos en los aconteceres que un día nos afectaron también a nosotros. Soy Coach Personal. José Ramón García.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s